Alergias Alimentarias  econegocios - Soluciones Económicamente sustentables

Informaciones

(02) 2996 33 77 info@econegocios.cl

Alergias Alimentarias

Las alergias alimentarias son un conjunto de manifestaciones clínicas asociadas a la ingesta de un alimento, aunque sea en pequeñas cantidades. El paciente puede presentar una reacción alérgica caracterizada por picazón, ronchas, congestión nasal, sensación de pecho apretado, dificultad para respirar, dolor abdominal, vómitos, diarreas, etc. Esta reacción se debe a que el sistema inmune reacciona en forma exagerada a un alimento inocuo, produciéndose un anticuerpo de tipo inmunoglobulina E, el cual se desarrolla en cualquier momento aún cuando se haya comido sin problemas varias veces en el pasado.

 

Este tipo de alergia aparece con mayor frecuencia en personas con antecedentes familiares. La cifras en Chile dan cuenta que en los niños la frecuencia es de un 6% y en adultos hasta un 3%. 

Es importante mencionar que la alergia alimentaria debe diferenciarse de la intolerancia a los alimentos. Esta última es una respuesta física anormal a un alimento o aditivo alimentario y no se debe a una respuesta del sistema inmune. Un ejemplo de ello son las personas con intolerancia a la lactosa de la leche, la cual es causada por la ausencia o disminución de una enzima que descompone el azúcar de la leche (lactosa)

¿Qué Alimentos Pueden Causar Alergia?

En niños, los alimentos que causan la mayoría de las reacciones alérgicas son:

·    Leche

·    Huevos

·    Maní

·    Trigo

·    Soya

·    Frutos secos

En adultos son:

·    Maní

·    Frutos secos

·    Pescados

·    Mariscos

·    Frutas

·    Vegetales

Formas de Presentación

La  alergia alimentaria se puede presentar desde el periodo de recién nacido en adelante. En los lactantes, la causa más frecuente es la proteína de la leche de vaca, la que incluso pasa a la leche materna si la madre consume cualquier producto lácteo proveniente de la vaca.

Las manifestaciones clínicas de este tipo de alergia pueden ser:

·    Urticaria (ronchas)

·    Angioedema  (hinchazón de tejidos blandos como párpados, labios, etc.)

·    Obstrucción bronquial

·    Reacción alérgica severa (anafilaxia)

En general, las alergias alimentarias pueden presentarse como urticaria, que son las manchas  rojas en la piel que producen mucha picazón y que aparecen y desaparecen rápidamente. A veces estas ronchas se agrupan y forman grandes placas rojas como también distensión de los tejidos, lo que causa dolor. La urticaria puede ser la única manifestación o también puede asociarse a otros síntomas.

Síntomas Gastrointestinales

  • Vómitos
  • Diarrea
  • Dolor abdominal
  • Deposiciones con sangre
  • Flatulencia
  • Irritación roja alrededor de la boca y garganta
  • Picazón en los labios y paladar al comer el alimento causal

Dermatitis Atópica o Eccema

Es una enfermedad inflamatoria crónica de la piel, caracterizada por la presencia de manchas rojas con escamas que puede afectar los pliegues, produce mucha picazón por lo que la persona que la padece tiende a rascarse, lo que a su vez puede infectar las lesiones.

Una de las causas más frecuentes de la dermatitis atópica en niños pequeños se debe a la ingesta de alimentos, siendo ésta la primera manifestación de alergia.

Asma

Se manifiesta como tos, silbido del pecho y dificultad para respirar.

 

Reacciones Alérgicas Graves:

En algunos casos, consumir un alimento al cual se es alérgico provoca una reacción severa generalizada llamada anafilaxia, que en ocasiones puede ser mortal. Las primeras señales de esta grave forma de presentación son sensación de calor, rubor, hormigueo en la boca, urticaria y picazón. También puede haber mareos, falta de aire,  estornudos, dolor abdominal, vómitos, diarrea, baja de presión e incluso, pérdida de conciencia y shock. Si no se trata en forma urgente puede causar la muerte.

 

¿Cómo se hace el diagnóstico de Alergia Alimentaria?

Es fundamental hacer una buena historia clínica, conocer los antecedentes familiares del paciente y la existencia de otras alergias. También se ve la asociación entre la ingesta de un determinado alimento y la manifestación de alergia entre unos pocos minutos hasta dos horas después.

En el examen físico se debe evaluar el estado nutricional y buscar signos de dermatitis atópica, urticaria, obstrucción bronquial, entre otras manifestaciones. Es fundamental realizar una encuesta alimentaria donde se anote todo lo que el paciente consuma diariamente por una semana y correlacionar con los síntomas, para así determinar la frecuencia de consumo de ciertos alimentos y aditivos.

Dentro de los exámenes de laboratorio es muy importante el test cutáneo, el cual debe ser adecuadamente interpretado por el médico, ya que no todo resultado positivo significa que el paciente tenga una alergia. También está el test de parche, en el cual se coloca una muestra de alimentos sospechosos en la espalda del paciente y se lee a las 48 y 72 horas.

En aquellos casos en los cuales no se puede realizar un test cutáneo, se solicita una inmunoglobulina específica de cada alimento  sospechoso. El diagnóstico se confirma con un test de provocación oral, en el cual se da el alimento en forma gradual y se observa si hay reacción alérgica. Esto debe hacerse en un medio hospitalario y bajo supervisión  médica por el riesgo potencial de reacción alérgica severa.

¿A quién se debe consultar en caso de sospecha de Alergia Alimentaria?

Si sospecha de que su hijo padece de alergia a algún alimento, debe consultar a su Pediatra quien lo derivará, para ser estudiado, al Inmunólogo, Gastroenterólogo y al Nutriólogo, ya que ésta es una enfermedad que requiere un manejo multidisciplinario.

 

Tratamiento

·        Primeramente, se debe eliminar el alimento causal de la dieta.

·       Es importante la educación de los padres y del paciente para que sepan reconocer los alimentos peligrosos. Para ello, deben leer todas las etiquetas de los productos alimenticios antes de consumirlos, saber que muchas de las proteínas alimenticias pueden tener más de un nombre, por  ejemplo, en el caso de alergia a la proteína de leche de vaca se debe evitar todo lo que contenga caseína, caseinatos, caseína de cuajo, lacto albúmina, fosfato de lacto albúmina, acto globulina, lactulosa.

·       Si es alérgico al maní debe evitar los frutos secos, aceite de maní, mantequilla de maní, etc.

·       Si come fuera de la casa, deberá preguntar por los ingredientes utilizados. No basta con “sacar” el ingrediente del plato que le van a servir, ya que solo con ingerir una ínfima cantidad  puede desencadenarse la reacción. En algunos casos basta con inhalar el alérgeno para que se produzca la reacción alérgica, la que puede ser grave y rápida.

·       El paciente o sus padres deben estar siempre preparados para tratar una reacción alérgica severa, por lo que se aconseja llevar consigo adrenalina y un antihistamínico y saber administrarlas en las dosis y vía indicada por su médico.

 

FUENTE:   www.clinicasantamaria.cl



© Econegocios 2014. Todos los derechos reservados. | Av. Consistorial 2660 – Peñalolen | Teléfono: 02 - 2996 3377

ConsultoriaWeb Desarrollo Posicionamiento Web